Mallorca 1-0 Real Zaragoza

Mala fortuna

Un resbalón, una mano desafortunada, una falta que no tenía por qué ser gol y un balón al larguero en el último minuto impidieron obtener algún resultado positivo de nuestra vista a las Islas. Hay partidos en los que la fortuna no acompaña y este es uno de ellos.
Teníamos el partido controlado. No había grandes ocasiones ni en una portería ni en la otra pero una desafortunada jugada nos dejó con Doblas expulsado y un gol de falta que nos minó la moral. Fue imposible reponerse pero aun así Braulio tuvo el empate en sus botas en una espectacular jugada individual que terminó con el balón estrellado en el larguero mallorquín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *