El Eibar

Quien nos lo iba a decir. Quién iba a imaginar llegar a estas alturas de la competición y que prácticamente nos estuviéramos jugando la salvación frente al Eibar. Algo se ha hecho muy mal en el Real Zaragoza y algo se ha hecho muy bien en el Eibar.
Que nos tengamos que fijar en el buen trabajo realizado por el Eibar es muy triste.

Pero solo queda apretar los dientes, estar al 100% con el equipo y remar todos juntos para evitar un descenso que probablemente significaría la desaparición. Con un poco de suerte podremos pronto ver un cambio en la propiedad que nos devuelva la ilusión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *